Amamantar y trabajar: Semana Mundial de la Lactancia 2015

martes, 6 de octubre de 2015



Me encanta el tema de la lactancia. Aunque creo que cada vez se está convirtiendo en algo más controvertido. Soy de las que piensa que la lactancia materna es la mejor opción, nada más que hay que ver los diferentes estudios que lo corroboran. Aunque también entiendo, que a pesar de la lucha constante que se hace para que la madre pueda elegir, aún es difícil conciliar la vida laboral o personal de la madre con la opción de amamantar. Por suerte, las leches artificiales son ya de gran calidad, y respeto mucho a quien decide no dar el pecho. Pero el hecho de no poder elegir a veces, debería hacernos ver la importancia de esta lucha que se persigue a través de iniciativas como la Semana Mundial de la Lactancia.

23 años de lucha por la lactancia

La Semana Mundial de la Lactancia nació hace ya esa friolera de años, nada más y nada menos que 23. Fue en 1992, cuando la OMS, junto a UNICEF, instauraron oficialmente esta iniciativa de movimiento social en favor de la lactancia materna. Esa primera "edición" nació del movimiento "Baby Friendly Hospital Iniciative" (Iniciativa Hospital Amigo del Niño), y que hoy se ha convertido en la "Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al nacimiento y la lactancia", dentro del movimiento de la Semana Mundial de la Lactancia.

Desde entonces, cada año se añade un lema, que incide en alguno de los puntos de lucha de este movimiento. Algunos fueron tan significativos como "La fuerza de la mujer", "Un recurso natural", "La mejor inversión", o el del año pasado "Un triunfo para toda la vida".

Amamantar y trabajar: ¡Logremos que sea posible!

Ese es el contundente lema de este año. Y es que la conciliación, que ya es complicada durante toda la maternidad, aún lo es más durante la lactancia. Por eso, para este año, se han fijado 5 objetivos de lucha, que se centran sobre todo en la lucha por mejorar unas condiciones laborales que faciliten la posibilidad de compaginar trabajo y lactancia sin problema.

  1. Unir los esfuerzos multi-dimensionales de todos los sectores
  2. Desarrollar acciones por parte de los empleadores, que sean amigables con las familias, bebés y madres. 
  3. Informar sobre los últimos avances en tutela y protección de los Derechos de la Maternidad.
  4. Compartir, facilitar y fortalecer las prácticas que ayudan a la lactancia materna. 
  5. Comprometer y trabajar con grupos específicos. (Mujeres trabajadoras, sindicatos, etc)

Un dato curioso: ¿Por qué la primera semana de octubre?


Incluso la fecha elegida para este movimiento social tiene un motivo simbólico. En un principio, la OMS y UNICEF instauraron la Semana Mundial de la Lactancia, durante la primera semana de agosto. Pero en parte de Europa, y sobre todo en España, esa semana es periodo vacacional para muchas trabajadoras, y no era demasiado reivindicativo celebrar este acontecimiento en una semana no laboral para muchas. Por eso se decidió cambiar la fecha, que en el resto del mundo sigue siendo la misma.

Para decidir la nueva fecha se tuvo en cuenta el 1 de enero, primer día del año, como una fecha simbólica del inicio de un embarazo. La fecha probable para ese simbólico parto sería la semana 40 del año, y la del inició de la lactancia materna sería la semana 40-41 por tanto. Es esa semana justo la que transcurre a principios de octubre, y es por eso que este movimiento social de apoyo a la lactancia materna, se celebra justo en esta fecha.

Y tú, ¿Celebras la lactancia?

La lactancia materna es la opción más natural de alimentación para tu bebé. Pero, ¿Y tú? ¿La practicas? ¿Has declinado la elección ante las dificultades que te plantea la vida en cuanto a conciliación? ¿O eres una ferviente defensora de la lactancia materna?

2 comentarios:

  1. En nuestro caso, practicamos lactancia materna desde hace 21 meses, estaba convencida de que era lo mejor para mi bebé, había leído un montón, lo que no sabía es que íbamos a estar tanto tiempo, a pesar del poco contacto piel con piel durante un monton de horas separados tras el parto (un parto no respetado, todo sea dicho de paso). Semanas como ésta ayudan a concienciar sobre su importancia, muy buen post! besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué suerte! 21 meses debe ser una gozada, siéntete satisfecha. Yo respeto la decisión de cada madre, pero el día que me toque, desde luego si mi cuerpo responde, yo daré teta :) Bsss

    ResponderEliminar