La importancia del peso corporal antes del embarazo

miércoles, 7 de octubre de 2015




Seguro que no es la primera vez que escuchas que el peso corporal de la mujer puede influir en su fertilidad, así como en el futuro desarrollo del feto. Por eso, si buscas el embarazo de forma consciente, es muy recomendable que busques tu peso corporal ideal antes de quedarte embarazada.

¿Qué me pasa a mí con el peso?

Para mí esto está siendo un suplicio. Me casé hace justo 4 meses, y para la boda perdí 6 kilos. Hice una dieta bastante estricta, sobre todo por estética, aunque seguida por una nutricionista de una conocida cadena (Naturhouse). ¿Qué pasó después? Pues que tras tres meses de dieta potenciada con complementos naturales, tuve como consecuencia un brutal efecto rebote. Punto 1: Gran parte de la culpa fue mía, que en vez de hacer un mantenimiento (lo más importante en una dieta de adelgazamiento), me fui tres semanas de luna de miel comiendo todo lo que se me antojaba. Punto 2: Acostumbrar a tu cuerpo a eliminar líquidos y a acentuar tu metabolismo con mejunjes varios, puede tener como consecuencia que cuando los dejes, tu cuerpo se vuelva loco y aparezca este terrible efecto yoyó.

A mí se me juntó todo esto, y se unió a un descontrol de algunas enzimas paratiroideas, que sospecho también influyeron los suyo. El resultado: El primer mes engordé 3 kilos, el segundo, sumé dos más, y el tercero otros dos. Y ahora ando kilo arriba, kilo abajo, a pesar de ir al gimnasio una hora u hora y media y de llevar una dieta sana. Un horror vaya.

De repente he pasado de pesar 60 kilos hace 4 meses (un peso saludable para mi 1'62 de estatura) a 67 kilazos que ya suponen un ligero sobrepeso (para mí un gran sobrepeso, pero bueno, vamos a definirlo tal y como lo hacen las tablas prefijadas por sanidad).

La verdad es que estando en mi 5º ciclo de búsqueda me preocupa bastante. Por una parte, tengo miedo de que esta subida de peso sea en parte responsable de que nos esté costando algo más, porque de hecho hasta se me ha descontrolado la regla, y en mi último ciclo tuve 10 días de retraso injustificado. Y por otro lado me preocupa de cara a que consiga el embarazo, y el aumento de peso no pare. Pero bueno, vamos por parte y veamos que dicen los expertos.

¿Cómo influye tu peso corporal sobre tu fertilidad?

Tanto el bajo peso como el sobrepeso influyen en tu capacidad para concebir. La extrema delgadez lleva a la mujer a la amenorrea. Muchas mujeres ven como después de un adelgazamiento excesivo, su regla desaparece. Dependiendo de la gravedad del caso, si se alcanza el peso adecuado, el periodo vuelve a aparecer. Pero se dan casos graves, por ejemplo en chicas con anorexia nerviosa, que desembocan en una infertilidad permanente.

Sin embargo son más comunes los problemas por sobrepeso. Cuando una futura mamá tiene kilos de más, puede sufrir determinados descontroles hormonales que le dificulten la concepción. Sabrás si tu peso interfiere en la fertilidad si tus reglas llegan a descontrolarse, como me ha pasado a mi (Aunque lo mío no sé con certeza que se deba a eso, pero cierto es que no es una sospecha infundada).

Se da la circunstancia de que muchas mujeres con sobrepeso sufren de forma relacionada al mismo, el llamado Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), un desarreglo hormonal que hace que los ovarios no sean capaces de terminar de madurar los óvulos y de expulsarlos. Es decir, provoca que no haya ovulación, y por tanto hace desaparecer las posibilidades de concepción. Estas mujeres además producen más insulina y más andrógenos, un cóctel desafortunado en los momentos en los que se busca un bebé.

Ni que decir cabe, que los problemas se extienden al embarazo si es que se llega a lograr. El sobrepeso influye muy negativamente en el desarrollo del mismo, llegando a aumentar los casos de diabetes gestacional, preeclampsia, y mayor riesgo de cesárea entre otros muchos problemas.

Como enfrentarse al sobrepeso antes del embarazo. 

El embarazo no es momento de adelgazar ni de hacer dietas. Pero si lo es mientras buscas bebé. Eso sí, si estás pensando en ser madre no vale hacer dieta de cualquier manera. Ni de ponerte a hacer ejercicio como una loca, porque tampoco sería la solución a tus problemas.

Yo me apunté al gimnasio en julio, y procuro ir unas 4 horas semanales. A veces voy una hora al día, o dos o tres veces a la semana 1'5 o 2 horas. Hago spinning, zumba, bodycombat, o bodypum, a un nivel suave, para todos los públicos. Me tengo que controlar, porque en mi adolescencia fui deportista de competición (nadadora) y cuando hago deporte me flipo y no paro de intentar superarme... pero no es el momento ni el objetivo (El exceso de ejercicio también es contraproducente).

En cuanto a la dieta, procuro comer muchas proteínas, pero sin dejar de lado frutas, verduras y algún carbohidrato saludable (Legumbres, pan integral...). Eso mientra mi médico me ve. Tengo cita dentro de un mes con un internista para que me controle las enzimas que tengo alteradass y me ponga una dieta de adelgazamiento saludable.

¿Por qué incido en lo de "saludable"? Pues porque no podemos olvidar que estamos buscando un embarazo, y que nuestro estado nutricional antes del mismo influirá en la calidad genética y fortaleza de nuestros óvulos, así que olvídate de dietas milagro o bestialidades como la Dukan, que hacen trabajar sobre manera a los riñones y llenan tu cuerpo de toxinas (Yo la hice en tiempos...).

De momento no pierdo mucho... pero vista la tendencia de 2 kg más por mes, me conformo con no engordar.

¿Y vosotras chicas? como lucháis contra la báscula antes de ser mamás?

2 comentarios:

  1. Hola!
    Quería comentarte que te sigo desde hace un rato. Gracias a twitter y la recomendación de @animalitostuyyo me he pasado y me ha gustado mucho lo que he visto.

    Lo primero que quiero es darte ánimos: Seguro que llegará. Conozco a una chica que tardó dos años en concebir y una de mis mejores amigas tardó 11 meses en dar la noticia.

    También quería comentarte sobre el post que has escrito. Es verdad que el sobrepeso influye en quedarte o no embarazada, más que nada por el descontrol de tu cuerpo. Pero yo cuando empecé a buscar al bebé pesaba 100 kilos (mido 1'63). Así que me sobraba la friolera de 40 kilos. Pero como tenía la regla regular y me hice un chequeo y todo estaba bien, fuimos a por el positivo. Y en tres meses ahí lo obtuve.
    Es verdad que durante el embarazo tuve pérdidas y algún susto, que podría ser por el sobrepeso. Pero en general tuve un buen embarazo. También tengo que decirte que cuando me enteré que estaba embarazada, algo dentro de mi cambió de una manera muy fuerte. Supe que ahora no tenía que cuidarme yo, si no también cuidar lo que tenía. Así que no hice dieta, porque comí de lo que quería, pero sí es verdad que vigilaba ciertas cosas y restringí por completo ciertas otras. La consecuencia fue que cuando nació mi hija, yo había adelgazado 10 kilos. En los 9 meses. Pero como digo, fue sin proponérmelo, aunque creo (por lo que he leído), que las tiroides tuvieron algo que ver con todo esto.
    Tengo que decir que he conseguido perder los 30 kilos que me faltaban y aunque ahora estoy estupendamente y tengo que seguir luchando día a día conmigo misma para cuidarme y no pecar. Creo que hay más factores que pueden influir en todo esto
    (Sin ir más lejos, mi amiga tardó un año, como he dicho antes, está delgada y perfecta, pero una regla totalmente descontrolada).

    Saludos y lo dicho: Muchos ánimos! Te leeré siempre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!! tienes toda la razón con el tema del sobrepeso. No siempre es decisivo. Es más, lo que más afecta son los cambios bruscos de peso (subida o bajada) que es lo que provoca alteraciones hormonales. Quizás mi caso no esté relacionado con esto, aunque cierto es que mi cuerpo anda un pelín descontrolado. Por otra parte, tu historia es muy motivadora, y me alegro mucho de que tu embarazo haya sido el principio de un gran cambio. Eres muy valiente :).

      Me alegro mucho de que hayas llegado a "Ánimo Mamá" y hayas decidido quedarte. Yo también te leeré. Un saludo!!!

      Eliminar