Lo bonito de querer ser madre es que ya te quiero

sábado, 3 de octubre de 2015

Quiero ser madre, hoy o mañana, pero para siempre. Quiero ser madre, porque cuando tú llegues nunca más estaré sola. Siempre serás mi luz al final del túnel.

Quiero enseñarte lo que he aprendido al vivir, las cicatrices que me han quedado, y aconsejarte para que tú no caigas. Pero tendrás que recorrer tu propio camino, y olvidarte de de mis errores para cometer los tuyos propios. Y entonces, también estaré ahí para tenderte mi mano y ayudarte a levantarte del suelo y alentarte a seguir paso a paso.

Quiero hacerme grande mientras tu creces dentro de mi, y seguir creciendo aún cuando tú estés fuera. Quiero que aprendas, y yo aprender contigo. Quiero enseñarte a reconocer lo malo y a enfrentarte a ello, pero sobre todo quiero que veas a través de mí todos los colores bonitos que tiene la vida.

Que sepas lo que es el amor y lo palpes en casa cada vez que nos mires a papá y a mi. Y después lo experimentes en tus propias carnes por mucho que nos cueste dejarte crecer. Que te enamores y ojalá nunca llores por ello, pero que si lloras, seamos los primeros hombros en los que te apoyes.

Estoy ansiosa por sacar todas mis fuerzas y superar cualquier dificultad para que no te falte de nada. Por que nada se me ponga por delante si se trata de darte algo que necesites, algo que te haga bien.
Quiero olerte cada mañana, y reconocerte entre un millón, y sentirme orgullosa de sumar amor, amor y amor junto a tu padre para hacerte la personita más bonita del mundo.

Quiero hacerlo bien, equivocarme y rectificar, experimentar cada segundo, disfrutar del proceso y convertirte en mi mundo, sin dejar de ser yo. Quiero que seas tú, pero que nunca nos faltemos.

Sé que serás grande, porque tus padres son el día y la noche, y tu solo puedes resultar el completo y perfecto equilibrio del planeta. Tú serás nuestra balanza, nuestro combustible, nuestra razón de ser, nuestra razón de seguir, nuestra razón de vivir.

Y te esperamos ansiosos, porque estamos preparados para recibirte en nuestro mundo, para que seas la luz de nuestro hogar.
Todavía no existes, pero ya te quiero.

2 comentarios:

  1. Qué preciosidad de post, ¡por dios! Espero qu.e tu búsqueda no se prolongue mucho, pero en el caso de que sea así, sed fuertes. Como tu bien dices, es algo maravilloso, es querer estar con tu peque las 24 horas del día. Hay quien dice que el buen padre no es aquel que te dice que te vas a caer, es aquel que te lo dice pero se queda cerca para ayudarte a levantarte... Mil besos y suerte con la búsqueda. Me quedaré cerca. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! si te emociona es que me entiendes, y eso me encanta. De momento son 5 meses, y no sé por qué pienso que serán más. Pero bueno, pienso que las cosas pasan cuando tienen que pasar, y que lo que más cuenta es lo que más se valora después. Así que seguiremos pasito a pasito :) Un abrazo enorme y gracias por quedarte :)

      Eliminar