#Día1 del #Ciclo7 Vuelta a empezar

viernes, 27 de noviembre de 2015

Sí. Eso significa que mi menstruación ha llegado. Después de habernos hecho ilusiones con una pequeña sombra rosa en el Test de Embarazo, la regla me ha bajado el día 29 de mi ciclo, exactamente el mismo día que en el ciclo anterior, y eso, dentro de la mierda que es que este mes tampoco lo hayamos conseguido, es una señal positiva al menos. Después de mucha irregularidad, tener dos ciclos seguidos prácticamente iguales, al menos me da un cierto ánimo y una cierta luz para entender mi ciclo, al que ya empiezo a encontrarle algún defecto que otro.

Hay que mirar mucho, sí, pero se ve.

¿Fue positivo mi Test de Embarazo?

No lo sé... Según tengo entendido, si hay sombra si. Y sombra había. Muy tenue pero ahí estaba, rosita y tan presente... pero se fue. Me hice el test el Día 27 del ciclo, 7 días después de mi ovulación. No debía haberlo hecho tan pronto quizás, pero de punto hice uno de ovulación, y como ya había leído eso de que los Test de Ovulación a veces predicen un posible embarazo... pues pensé, ¿por qué no? Además tengo tropecientos test, porque los compro por ebay en grandes cantidades (Porque salen más baratos que uno de Clear Blue en la farmacia...).

Lo hice como es debido, con la primera orina. Y el test de ovulación salió bastante marcadito. El de embarazo tardó más en dar señales, pero finalmente las dio. Y yo me hice ilusiones. Llevaba varios días con el estómago revuelto, y los pechos "hipermegasensibles". Habíamos hecho los deberes todos los días fértiles. Y había más o menos comprobado mediante test y Temperatura Basal, que efectivamente había habido ovulación. No sería tan raro que estuviera embarazada...

El caso es que al día siguiente me hice otro test, casi convencida de que la sombrita se vería más claramente... pero no. Blanco nuclear. Y al siguiente día (ayer) otro blanco nuclear. Ya era el día 9 postovulación, y si hubiera embarazo casi casi seguro que ya se vería en el test. Nos obstante yo ya había perdido las esperanzas, porque las sombras deben ir a más... no desaparecen en la nada y luego vuelven.

Y para que no hubiera dudas, llego la menstruación. Sin avisar, sin síntomas claros (quitando la sensibilidad de los senos o la fatiga, que podían ser también síntomas de un posible embarazo), hizo su particular acto de presencia, el día 29 del ciclo, clavado al mes anterior. Al menos eso ya es un paso. Parece que empiezo a regularizar mi ciclo que estaba más descontrolado que un caballo desbocado. En fin.

¿Y qué he sacado en claro en mi #Ciclo6?

Pues, este ciclo ha sido prácticamente idéntico al anterior, con un día de diferencia en cuanto a la ovulación. Ovulo relativamente tarde para la duración de mi ciclo (Días 19, 20), con lo cual, mi fase lútea es realmente corta (9-10 días).

Este puede ser uno de los factores que estén convirtiendo mi búsqueda en algo realmente difícil. La regla llega cuando aún no debería de haber terminado la ventana de implantación, que suele darse entre el día 6 postovulación hasta el 12 postovulación. Esto puede deberse a muchas cosas y movidas médicas.

Lo bueno es que por una descompensación de enzimas que tuve este verano (Fosfatasa alcalina y amilasa) he estado en la consulta del médico internista, y en el endocrino, y ambos han descartado problemas graves, o alguna enfermedad que pudiera afectar ami fertilidad. Pero si que me han recomendado que cuando vaya al ginecólogo, (el próximo día 15, por fin), le pida que me hagan un estudio hormonal de todas las hormonas que controlan el ciclo, para saber porque mis ciclos eran ahora irregulares, y para poder descartar así algún problema obvio.

Y en esas estamos. Pasando "estos maravillosos días de regla" llenos de dolores y con un ánimo por los suelos, pero pensando ya en que quizás lograr mi sueño en el #ciclo7 podría ser un buen regalo de navidad o de reyes ;)

No pienso desistir. Hoy ya he llorado lo llorable, y de aquí en adelante a luchar, como siempre :)


Buscando embarazo con optimismo

lunes, 23 de noviembre de 2015

Porque no queda otra y porque yo siempre he sido optimista y no quiero dejar de serlo. La verdad es que ya hace meses que no me encuentro bien conmigo misma, porque no me reconozco. Supongo que al ser de las que siempre lucha y persigue sus objetivos hasta que lo consigue, pensaba que embarazarme iba a ser mucho más fácil. "Con hacerlo todos los días no hay margen de fallo...." Qué ingenua.

Fue duro descubrir que no era tan fácil, y seguir por el momento sin saber porque no es tan fácil, si es lo que siempre nos han explicado. Tanta gente que se queda embarazada sin querer... ¡Qué puntería!

Me vine abajo. Muy abajo. Y no supe gestionar mis emociones. He hecho un drama de todo esto cuando solo llevo 6 meses de búsqueda. En este tiempo, sobre todo en los dos últimos meses, desde que puse en marcha el blog, he conocido cientos de historias. Historias de infertilidad verdadera. Historias de valientes que deben someterse a mil y un tratamientos para poder llegar a lograr el sueño de ser madres. Y sufren mucho, pero están enteras y firmes, sin decaer en su camino. ¿Por qué yo era tan débil? Ellas son mi ejemplo, y mi espejo en el que mirarme.

Siempre he sido una guerrera de las buenas. De las que tienen una fuerza de voluntad de hierro y de las que miran todo con cristales rosas. Con optimismo, con alegría y sin perder la sonrisa. Y no voy a dejar de hacerlo. Me niego a dejar de ser yo para convertirme en una versión más triste de mi misma. Hay que coger la vida como viene, y darle muerdos esté como esté. Seguir comiéndotela a bocados y saboreándola lenta y gustosamente.

Tengo un marido maravilloso, una familia que me apoya, y unas amigas que me entienden. Tengo muchas luchas abiertas, por ejemplo encontrar un trabajo que ahora se plantea tan complicado como lo de lograr ser mami. Son muchas las motivaciones que me empujan día a día y aunque puedo permitirme bajones y días malos, yo pinto mis días del color que quiero. Y no quiero que sean grises.

Ciclo 6, a punto de resolución 

Si, estoy en mi sexto ciclo. A punto de enfrentarme al momento clave de saber si hay embarazo o no, de si ha sido fructífero este ciclo o no. Y por el momento tengo buenas sensaciones. No quiero hacerme ilusiones, porque sé que puede ser que no. Y llevarme otro chasco. Pero bueno, también puede ser que sí, ¿verdad?

Este mes he ovulado el 19-20 del ciclo. Hoy es el día 26 del ciclo, y llevo varios días con un dolor horrible en los pechos y los pezones hipersensibles. También me duele bastante la zona baja de la espalda y el dolor se me refleja en las piernas. Me duele el estómago y la tripa, y tengo digestiones muy, muy pesadas. Y mucho sueño.... un sueño horrible, que me dura todo el día. Pero ya he tenido estos síntomas más veces, así que no sé qué pensar...

Este mes controlo mi TB por primera vez. Hasta la ovulación mi temperatura ha sido de 36'3-36'5, casi siempre 36'5. Al día siguiente de obtener mi positivo en el test de ovulación (Mi casi positivo, porque esta vez no pillé el pico LH) mi TB subió a 36'7. Y tres días después, ha subido a 36'8-36'9. En eso llevo 3 días, con esa TB. Por lo que he leído este segundo aumento en la Fase Lútea podría ser un síntoma de embarazo. Ahora hay que mantenerlo... En el ciclo anterior, la regla me bajó el día 29 del ciclo. No sé si este mes sería igual... porque llevo un descontrol total, con ciclos de entre 28 y 40 días. Lo que si está claro es que en 4 días puedo empezar a hacerme TE. Además que compré una oferta de TO y TE súper económica y tengo ahí guardados para dar y regalar.

Lo que tengo muy claro es que ni me voy a obsesionar, ni me voy a desesperar. Quiero seguir con mi vida, y que un día un bichito en mi interior me sorprenda. Mi trabajo se limita al momento de levantarme, tomarme la temperatura y anotarlo en mi App. El resto del día... a otra cosas mariposa.

En fin... ya no queda nada para desvelar el desenlace de mi sexto ciclo. Y yo, deseando que llegue el momento y sea un desenlace feliz :) :) :)

La fase Lútea

domingo, 22 de noviembre de 2015


La tan famosa fase lútea era una completa desconocida para mí hasta algún mes después del inicio de nuestra búsqueda. Tengo que confesar, que aún creyéndome bastante informada sobre el tema, no había escuchado hablar de ella en la vida. Sin embargo, ahora sé que es conocida incluso por varios nombres: fase luteal, fase secretora, fase progestativa... aún con tantas denominaciones, ninguna de ellas me resultaba familiar.

Ahora, no es que sea una experta, pero en mis nuevos ciclos algo irregulares, mi atención anda focalizada precisamente en este periodo. Y todo empezó en el anterior ciclo, mi primer ciclo utilizando Test de Ovulación (TO). Según estos benditos test, ovulé el día 20-21 de mi ciclo. Genial, era una ovulación un poco tadía, pero no me extrañaba nada teniendo en cuenta que mi ciclo anterior había durado 40 días. Tras informarme y descubrir que la fase lútea era precisamente esa, la que va desde la ovulación hasta la aparición de la menstruación, me preparé para recibir mi ciclo el día 34-35 (14 días después) que es teóricamente lo que debe durar una fase lútea (FL) perfecta. Pero la mía no lo fue, porque la maldita regla llegó el día 29 de mi ciclo, cuando yo lo que esperaba con todas mis ganas era un sangrado de implantación. No, no lo era, a pesar de que el sangrado empezó siendo muy leve, después ya se hizo inconfundible. Pero, ¿Por qué mi FL duró solo 8-9 días cuando en todas partes ponía que debía durar alrededor de los 14?

La Fase Lútea. Qué es, cómo es

Es una buena pregunta, porque no se trata de un simple periodo de tiempo. Sí, lo es, pero basado en algo. Pues la explicación es simple a grandes rasgos, aunque cuando profundizas es todo pura química... y por tanto un lenguaje difícil de entender. Pero básicamente, la fase lútea arranca tras la ovulación, cuando el folículo del que ha salido el óvulo en ese ciclo, se convierte en una masa llamada cuerpo lúteo, que cumple la función de segregar progesterona, la hormona que hace que las paredes del útero, o endometrio, sea receptiva para la implantación del óvulo fecundado.

Al final del ciclo, si el óvulo no ha sido fecundado, o no se implanta y comienza a segregar la hormona HCG, los niveles de progesterona descienden bruscamente dando lugar al sangrado de menstruación y la desintegración del cuerpo lúteo.

¿Por qué es importante conocer la Fase Lútea?

Porque de su buen funcionamiento depende el éxito en la implantación embrionaria, así como en las 12 primeras semanas de embarazo. El cuerpo lúteo cumple una función crucial en este tiempo, y su buen funcionamiento es indispensable para el desarrollo embrionario. Es importante observar la duración de la fase lútea, que debe ser de entre 10 y 16 días, así como, dado el caso, los niveles de progesterona.

¿Qué pasa si mi fase lútea es demasiado corta o demasiado larga?

Cuando la duración de la fase lútea se aleja de los 14 días digamos "estándar", es señal de que algo no va bien. En mi caso descubrí que, el único mes del que llevo control, mi fase lútea duró solo 8-9 días. Cuando la duración es inferior a 9 días hay muchas probabilidades de que el cuerpo lúteo no funcione correctamente, algo que es denominado como "Insuficiencia del cuerpo lúteo". Puede estar causada por una mala función del ovario, o por enfermedades endocrinas (Hipo e hipertiroidismo) o hiperlactemia. Una fase lútea es más larga de 16 días, puede ser un indicativo de lo que se conoce como Defecto de Fase Lútea. Este problema, merece un post aparte, por las múltiples causas que lo provocan, y porque es uno de los problemas de fertilidad más desconocidos. La progesterona es la hormona más importante en la fase de implantación, y es totalmente necesaria hasta la semana 12 de embarazo, cuando la placenta suple la función del cuerpo lúteo. Por eso cuando sus niveles no son óptimos, se producen fallos de implantación y abortos espontáneos en el primer trimestre.

Tratamiento en caso de Defecto en la Fase Lútea (DFL)

El tratamiento suele ser una terapia hormonal de progesterona, aplicada según cada caso. Solamente hay que llevarla a cabo bajo las indicaciones de un médico,
Se sabe que este tipo de problemas está presente tras más del 20% de casos de infertilidad. La buena noticia es que puede tratarse en la mayoría de los casos, bien con un tratamiento hormonal de progesterona (Vía oral, intramuscular o vaginal), o tratando el origen del problema (Problemas de tiroides o de niveles de prolactina).

¿Qué hacer para conocer tu Fase Lútea?

Pues como os eh contado anteriormente, es básico saber el día exacto en el que ovulas, y para eso es imprescindible un registro de la temperatura basal, y/o llevar un control con test de ovulación. Sobre la temperatura basal, es importante saber que el aumento de progesterona asociado a esta fase, va unido a un aumento de la temperatura basal de al menos dos décimas. Si el aumento no llega a esas dos céntimas, algo no va bien. Los últimos días del ciclo, los previos a la menstruación, podrás observar que la temperatura desciende porque la progesterona también lo hace. Pero si hay embarazo, el nivel de progesterona continúa alto, la temperatura también, y por tanto la regla no aparece. Entonces, podrás empezar a sospechar que por fin has logrado concebir.

Yo me encuentro en la última semana del ciclo. De momento mi TB ha aumentado 2-3 décimas, justo en el día siguiente a mi ovulación, en el día 20 de mi ciclo. Por el momento, llevo 5-6 días de fase lútea.






No todos los días son buenos

martes, 10 de noviembre de 2015

Así es. Hay días en que las fuerzas fallan. Y se junta to lo negativo para confabular contra ti. Hoy tiene pinta de ser un día de esos. No sé si es porque me he levantado y al pesarme me he dado cuenta de que no paro de engordar, y de que ya van 9 kilos en 5 meses, a pesar de iniciar mil y una dietas. O porque hacer tres días que empecé con los test de ovulación (Hoy es el día 13 de mi ciclo) y no veo atisbo de una sombra rosada, lo que me hace pensar o que será un ciclo anovulatorio, o que voy a tener otro ciclo súper irregular como han venido siendo los anteriores.

Hace pocos días acudí al médico, al especialista de medicina interna. Tenía esperanzas de que explicara a que se debe mi descontrol de enzimas (fosfatasa y amilasa) y mi subida exagerada de peso. Pero dice que mis análisis son perfectos. Las enzimas se han regulado, y asombrosamente, a pesar de mi malestar, y de este aparente cambio brutal de metabolismo, no me pasa absolutamente nada. Por un lado, me alegro, obvio. Pero por otro, sigo sin explicarme qué es lo que me pasa. Ahora solo me falta la consulta del ginecólogo. La tengo el próximo día 18... y miedo me da. Estoy atemorizada a cualquier cosa que pueda decirme. Espero que sea una cita normal, y que los 6 meses de búsqueda sean precisamente porque es un periodo totalmente normal.

Mi situación laboral tampoco ayuda. No porque sea horrendamente horrorosa, (que puede decirse que sí), sino porque me han puesto la miel en los labios y me la han vuelto a quitar. Empecé a trabajar en lo que más me gusta, con perspectivas buenas... y a los 15 días se ha detenido el proyecto por movidas políticas... en principio volveremos y contarán conmigo, ¿pero cuándo? Odio la incertidumbre. Por otro lado, hace cosa de un mes me llamaron para un proceso de selección del INEM (Aleluya, pensaba que esto era un milagro de los que nunca ocurren). Estaba súper contenta. Llevo un mes y medio casi estudiando porque tengo examen... y horror. Han salido las listas de admitidos al proceso de selección y en esas listas se encuentra una persona que llevaba trabajando 5 años para esa entidad, y que dejó de trabajar en ella hace solo dos meses... 15 días antes de que empezara el proceso de selección... ¿A qué juegan las instituciones con nosotros? ¿A que nos hagamos ilusiones? Nos utilizan para justificar contratos y actuaciones públicas, juegan con nuestras ilusiones y nuestro esfuerzo, cuando ese trabajo ya está más que concedido. Que rabia más grande... Yo sigo estudiando como si no hubiera sabido esto. Pero evidentemente mis esperanzas ya son mínimas.

Y mientras todo esto sigue y sigue, yo voy perdiendo fuerzas, y hay días como hoy, que no tengo ganas de nada. Ni de estudiar, ni de comer, ni de deberear... De esos días que lo ves todo negro y solo quieres dormir y que pase ya. Pero aquí estoy , desahogandome a modo de terapia, porque no me puedo permitir perder el tiempo en ninguna de mis luchas. No puedo decaer en mi esfuerzo para lograr mis objetivos. No pienso dejarme llevar por la desidia, la rabia ni la desilusión. Porque soy optimista por naturaleza, y sé que algún día tendré todo lo que me propongo. Porque nunca he dejado de pelear por todo ello. Y nunca lo voy a hacer. Ea, ya lo he dicho. Nada ni nadie me detendrá, y estoy segura de que lo conseguiré.

Premio: The versatil blogger award

viernes, 6 de noviembre de 2015

¡¡Hola!! Ando perdida en mil cosas a la vez y en ninguna en concreto, y han pasado ya parece mil años desde la última entrada. Será que estoy en esa fase del ciclo en la que poco tengo que contar... a la espera de la ventana de fertilidad... Pero el Twitter es algo a lo que no puedo dejar de lado ¿Estoy enganchada! Me encanta ver vuestros post y leer vuestros blog en los tiempos muertos, (entre pitos y flautas jejeje).

Así que esta mañana me ha hecho mucha ilusión que de "La vida con mis dos Peque demonio cara de ángel" me haya nominado para estos premios. En un principio no sabía para qué era, pero leyendo la entrada, he visto que es una iniciativa muy chula que además sirve para conocernos y darnos a conocer. y aquí estoy, dispuesta a seguir con esta cadena, y a contar cositas que no sepáis de mi :)



¿Cómo va esto? Pues muy sencillo, a mi me ha nominado , y yo tengo que hacer lo mismo con otros 15 blogs. Y contar 7 cosas de mi que no sepáis. ¿Muy sencillo verdad? ¡Ah! Por supuesto dar las gracias a quien se acordó de nosotros para estos premios. Entonces recapitulemos:


  1. Nominar a 15 blogs
  2. Contar 7 cosas de ti que no sepamos
  3. Agradecer a quien se acordó de ti


Pues primero mis 14 nominadas y un nominado son:


  1. "Mi gran proyecto: ser madre"
  2. "Hasta el positivo y más allá"
  3. "Fertility game"
  4. "Ser mamá es súper difícil"
  5. "Ser madre por primera vez" 
  6. "La figura del Marío en la FIV" 
  7. "Con Ñ de cariño"
  8. "La agenda de mamá"
  9. "Tus patucos y mis tacones"
  10. "Doble aventuras" 
  11. "Animalitos tú y yo" 
  12. "Mami reciente cuenta..."
  13. "Mi dulce de melocotón" 
  14. "La madre que lo parió"
  15. "Mamá de día y de noche"


Gracias, porque me aportáis mucho día a día. Sois fuente de sabiduría para resolver mis dudas, y sobre todo un apoyo, que aunque virtual, es muy importante en esta lucha diaria por conseguir un sueño muy, muy deseado. Espero que os guste este premio :)

Y ahora voy a confesar 7 secretos (Alguno muy secreto) para que me conozcáis mejor:


  • Mi profesión es la comunicación. Actualmente estoy desempleada, aunque llevo casi 10 años trabajando como redactora en diversos programas de un canal autonómico, que de momento prefiero mantener en el anonimato jejeje.
  • El "Papá animado" y yo nos conocimos en la playa, en El Puerto de Santa María. Esa es la versión oficial. Casi 8 años y una boda después, aún son muchos los que no saben que nos conocimos en una red social, y que apenas nos dio tiempo a tener una "relación virtual" porque nos conocimos en persona muy pronto, y sin ninguna intención más que ser amigos. Ahora digo que fue una forma de conocernos perfectamente válida :)
  • Hasta que mi sueño de ser madre se cumpla, el "bebé" de mi casa es un precioso beagle de 3 años llamado Dumbo (Por sus grandes orejas). Lo crío con mucho apego, y a veces incluso practicamos colecho jijiji.
  • Me encanta escribir, e inicié este blog pensando que me quedaría embarazada enseguida. Ya van 6 meses, pero bueno, como ya dije una vez, me siento madre desde que decidí empezar a serlo. 
  • Me da mucho yuyu (sobre todo viendo lo que me está costando) decir que ya tengo los nombres decididos para mis futuros bebé. Solo tengo opciones para la parejita jejeje, si la combinación cambia, tendré que añadir algún favorito más. De momento si es nena se llamará Alma, y si es nene Mateo ¿Os gustan?
  • Tengo mucho miedo de que posible-Alma o posible-Mateo, no se lleven bien con Dumbo. 
  • También tengo mucho miedo de no poder conciliar. Mi profesión es muy complicada para estas cosas. Por eso últimamente, después de rechazar un trabajo con muy pocas posibilidades de ser conciliador... me presento a todas las oposiciones que salen (Quién me lo iba a decir a mi, que era un alma libre como el viento...) 
La verdad es que tengo pocos secretos, y los que tengo son inconfesables jejeje. Así que con estas siete cositas creo que descubro un poquito más de mí. 

Me ha encantado participar en este premio, mil gracias otra vez a @mipequedemonio!!!! Ahora os toca a las siguientes :) 

Otra regla en toda regla

domingo, 1 de noviembre de 2015


Si. Otra vez. Un mes más y la pedazo de p...a ésta ya está aquí. Nunca me ha gustado la menstruación, pero es que ahora... la odio con todas mis fuerza. Sé que es necesaria, que hay que aprender a amar cada signo de fertilidad en la mujer... pero es superior a mi.

Tengo que reconocer que este mes no tenía muchas esperanzas. Había empezado a utilizar los Test de ovulación y conseguí dar con el pico de LH. Pero además de no coincidir con mi pareja todo lo que me hubiera gustado para "fabricar bebés", después de mis días fértiles no tuve ni un sólo síntoma que pudiera estar relacionado con un posible embarazo.

Pero tras haber ovulado entre el día 19-20 del ciclo, llegó el día 27 del mismo y empecé a manchar un poquito. Coincidía con fecha de una posible implantación así que, aunque no había sentido otros síntomas pensé... ¿Por qué no?

Crucé los dedos para que no me bajara la regla y que efectivamente fuese eso, sangrado de implantación. El primer día manché algo casi imperceptible, y marrón clarito. Al día siguiente ya manchaba más, aunque también marroncito, como cuando se te está yendo la regla. y el tercer día empecé a manchar rojo, aunque seguía siendo poco. Ya por la tarde de ese tercer día la cantidad era más parecida a la menstruación, y hoy, 4º día, no hay dudas de que es flujo menstrual. Estaba tan confusa... Mis reglas son abundantes los primeros días y van siendo más ligeras hacia el final. Además el primer día sufro cólicos y en esta ocasión no he tenido el más mínimo dolor. Ha sido todo tan raro...

Otro mes más que pasa, y un sueño que no llega

Qué decepción. Lo sé, sigue siendo pronto, pero para mí es una eternidad. Ya vamos para el 6º mes de búsqueda y los miedos se refuerzan. El "Papá animado" empieza a desanimarse y a sentirse inseguro. Yo también, cada vez más. Buscando mil y un porqués que expliquen por que teniendo perfectamente localizada la ovulación, no hacemos diana.

No entiendo tampoco por qué, justo ahora que buscamos un embarazo, mis ciclos dejan de ser regulares, cuando hacía años que si lo eran. En estos seis últimos meses he tenido ciclos de 24, 28, 29, 32, 35 y 40 días (No por ese orden). Ni uno solo igual al anterior.

También he descubierto que en este último ciclo mi fase lútea ha sido corta. Exactamente de 8-9 días. No sé si siempre ha sido así, porque es el primer mes que utilizo test de ovulación. Este mes tendré que volver a utilizarlos a ver si entiendo algo al respecto. Aún así, sigue siendo para mi una incógnita cómo un ciclo puede durar 40 días y el siguiente 29. No entiendo esta irregularidad.

Desilusión.

Esta es la palabra clave. Y rabia. Cabreo. Supongo que se me nota. Estoy acostumbrada a conseguir las cosas luchando. A que me cueste trabajo, pero a conseguirlo. Y las esperas se me hacen eternas. Y cada vez me da más miedo y cada vez lo veo más lejos en vez de más cerca.

Pero hay que seguir luchando. Así que empezamos el #Ciclo6, y seguimos a por todas.