Vuelvo a alejarme de ti, cuando más cerca te siento

martes, 23 de febrero de 2016


Aún no he conseguido recuperar el ritmo de publicación que me propuse en los inicios del blog. Pero hace días que sentía la necesidad de contar todo lo que estaba sintiendo.

Llevaba meses sin novedades. Ciclos más o menos regulares pero imperfectos. Cortos, con fase lútea corta. Ovulando alrededor del día 21-22 de ciclo, y finalizando el ciclo con la llegada de la regla a los 28-29 días.

Pero el anterior ciclo al que ahora esta transcurriendo, la regla tardó más en aparecer, y lo hizo el día 34. Y el anterior hizo acto de presencia el día 31. Eso ya me molaba más. Antes de empezar a buscar el embarazo, mis ciclos duraban 31, 32 días. Y esto ya empezaba a parecerse a lo que yo conocía de mi cuerpo. Además, mantenía la ovulación alrededor del día 21 del ciclo, por lo que iba sumando días a mi corta fase lútea. Eso, ya de por sí, empezaba a tener mejor color a la hora de tener más posibilidades de lograr el embarazo.

He de decir, que estos dos meses anteriores han sido una locura, por el trabajo y por la mudanza. Por fin hemos encontrado nuestro hogar definitivo, y tras dos meses de papeleo, mudanza express y mucho curro, a principios de este mes conseguimos instalarnos en nuestra nueva casa. Y fue entonces cuando dije... toca volver a prestar atención a todas las señales que emita mi cuerpo.

Y precisamente, este ciclo mi cuerpo enviaba más señales que nunca.

¿Cómo me he sentido en el #ciclo10?

Pues igual que en uno de mis favoritos, el #ciclo7, que tiene su propia entrada, y que podéis recordar aquí. He sentido la ovulación mejor que nunca. Como si estuviera expulsando una piedra del riñón, jejeje. En forma de cólico, bastante fuerte, estuve ovulando durante tres días. Dos de ellos, (el 16 y 17) con test de ovulación positivo. Y el 18 por fin, con test negativo aunque bastante marcado, y subida de temperatura basal, llego la ovulación antes de lo esperado con respecto a otros ciclos.

La verdad es que me gustó la idea de ovular el día 18 del ciclo... unos 3 días antes de lo habitual. Quizás signifique que poco a poco mi fase lútea se vaalargando, y por tanto regulando.

El caso es que tras la ovulación, y con los deberes más que hechos en los días claves (15, 16, 17, 18 y 19) empecé a sentir el intenso dolor e hinchazón del pechos, y el cansancio insoportable que me hace pasar el día más dormida que despierta. Además, en esta ocasión unos cuatro días después de la ovulación empecé a sentir pinchazos y calambres en el útero, hacia el lado derecho, justo del que había ovulado. ¿Se estaría implantando un posible embrión? Pues eso pensé, aunque finalmente creo, y digo CREO porque aun no tengo la certeza, este mes tampoco será el mes esperado.

Durante los días siguientes empecé a tener el estómago revuelto, e incluso algo de acidez. También reflujos. Y mucho sueño. Mucho sueño. Además de los pinchazos en el bajo vientre... Pero, hoy, día 8 post ovulación, y día 26 del ciclo, han desaparecido casi todos los síntomas: Los pechos se han desinflado, los pinchazos en el útero han desaparecido, y me encuentro bastante bien del estómago. Eso si... mi humor está de perros. Así que me temo, que a pesar de mantener mi temperatura basal alta, la regla se está acercando.

Decepción tras decepción

Soy una persona optimista por naturaleza. Pero es complicado llevarse una decepción sobre algo que esperas cada mes, durante 30-35 días, y que siempre acaba igual. Y un mes, y otro, y otro... Es duro enfrentarse al final de un ciclo no fructífero, sabiendo que te quedan otros 30 días por delante con la incertidumbre y la esperanza en aumento, para quién sabe, llevarse un nuevo batacazo.

Reconozco que duele, pero que también duele cada vez menos. El cuerpo y la mente se va acostumbrando a los golpes, y se hace cada mes más insensible a lo habitual. No pierdo el ánimo, ni las ganas. Pero si que siento desvanecerse la esperanza y aumentar el miedo a una infertilidad que más que una sospecha, se acerca cada vez más a ser un hecho.

Hoy es el día 26 de mi ciclo 10, y creo que mínimo habrá un ciclo 11... si no son más. Ya pesa. Aunque puedo con todo y más.


7 comentarios:

  1. Bueno guapi, primero muchos ánimos. Espera a los acontecimientos y no te adelantes.
    Parece que tu cuerpo empieza a ser el que era y si este no ha sido el momento, seguro que pronto llegará, porque como bien dices, vuelves a ver y percibir sus señales y eso es muy bueno.
    Como ya te dije ayer, aquí me tienes, si necesitas desahogarte.
    MUAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainnnns! es tan bonita esta red de apoyo que existe entre las madres de hecho y las madres que aún solo lo son de corazón... muchas gracias por todo :) Poco a poco...

      Eliminar
  2. Animo wapi! La lucha mes a mes se hace dura, es como vivir una betaespera interminable. Todos los meses lo mismo. Entiendo tú preocupación, pero no pierdas la esperanza. Quien sabe si este es tu último ciclo! Aunque cada una nos conocemos mejor q nadie y nos plenos estas cosas... pero bueno, todo cruzado para q este sea tu mes. Un abrazo fuerte! Ya sabes donde estoy si m necesitas ;-)

    ResponderEliminar
  3. Animo wapi! La lucha mes a mes se hace dura, es como vivir una betaespera interminable. Todos los meses lo mismo. Entiendo tú preocupación, pero no pierdas la esperanza. Quien sabe si este es tu último ciclo! Aunque cada una nos conocemos mejor q nadie y nos plenos estas cosas... pero bueno, todo cruzado para q este sea tu mes. Un abrazo fuerte! Ya sabes donde estoy si m necesitas ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias preciosa! Ojalá algún día me equivoque. La verdad es que lo has definido perfectamente....betaespera interminable, constante, e infinita. Puag! Un besazo enorme, aquí me tienes tú tb ;)

      Eliminar
  4. Hola guapa! Me ha encantado encontrar tu blog, nosotros estamos en situación parecida con unos pocos meses menos. Pero también con sentimientos encontrados y la sospecha de la infertilidad rondando mi cabeza. Este mes hacemos laa pruebas, para poner algún remedio si hiciera falta. Un besete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Siento mucho que seas otra más del "club". Ojalá fuera todo más fácil. Yo ya he tomado la decisión de hacer pruebas. AHora estoy en "trámites" de conseguirlas por la Seguridad Social. El 17 tengo cita en Ginecología General, y espero que me deriven a fertilidad... Nos seguimos en esta aventura! Gracias por llegar ;)

      Eliminar