Diario de Embarazo: Semanas de la 20 a la 25

jueves, 18 de agosto de 2016

Tras la ecografía morfológica, todo había empezado a enturbiarse. Yo que llevaba un embarazo espectacular, envidiable, sin vómitos, sin naúseas... de repente me encuentro con que mi niña no tiene los riñones bien del todo, y el fémur muy corto. Dos marcadores de posibles anomalías cromosómicas o malformaciones.

Nos habían citado para cuatro semanas después. Era preciso comprobar la evolución de la dilatación renal y el crecimiento del fémur. La verdad es que pensaba que se me harían eternas las semanas, pero no. Ha pasado todo demasiado rápido. Tras informarme sobre la dilatación renal, y sabiendo que la de mi peque era de lo más mínimo, me tranquilicé bastante y empecé a disfrutar de la parte más bonita del embarazo: La aparición de la tripita y las primeras patadas. ¡Por fin la siento!

Las primeros movimientos de mi niña

Ya en la semana 17-18 sentía algunos movimientos, aunque tengo que reconocer que en ese momento no estaba segura de que lo fueran. Eran como grandes burbujas de aire (gases) dando vueltas por mi intestino... (eso me parecían). Sin embargo con el paso de las semanas, esas sensaciones eran cada vez más intensas y repetitivas. ¡Era ella! Y sobre la semana 19 estaba ya segura. En la 20, justo cuando me fui de vacaciones, ya sentía perfectamente sus movimientos, aunque aun seguían siendo leves y difusos. Y sin darme cuenta, cada día eran más fuertes. No sé si en la 21 o en la 22 ya me daba pataditas claramente. En la 23, su papá notó claramente su primera patada percibida desde fuera... ¡Qué momentazo! Hasta ahora solo lo disfrutaba yo. Ahora todas las noches, cuando llega del trabajo me pone su mano en la tripa a la espera de una señal. Hay días en que no lo consigue. Otros parece que la peque le saluda. A los pocos días, y con mucha suerte, mi hermana que vive fuera y había venido a pasar unos días, también la notó. Y hoy, tras beberme el potingue de glucosa pura que nos dan en la prueba de la curva, mi madre, la feliz abuela ha notado como patalea la mocosina de la familia. Es increíble la sensación. Saber que está ahí nos hace estar mucho más conectadas. Desde entonces le hablo más. De vez en cuando incluso le doy toquecitos para que se mueva, y empieza a responderme. Incluso estoy aprendiendo a saber en qué posición está.

Eco de revisión en la semana 24

Las semanas pasaron, y por fin llegó la ecografía más temida, y la más esperada. La verdad es que fui muerta de miedo. Podían pasar varias cosas: que la dilatación siguiera estable y en su grado más leve, que hubiera empeorado o que hubiera desaparecido. Me conformaba con que se estabilizara. Hubiera sido una genial noticia. ¡PERO FUE MEJOR! La dilatación renal ha desaparecido, al menos por el momento. Así que por esa parte, una preocupación menos.

En cuanto al fémur, las noticias no fueron tan buenas. Si en la semana 20 sus medidas eran de un percentil 5, en la 24 era incluso más bajo (no me dijeron cuanto). Pero el resto de las medidas estaban perfectas, y aunque su peso (517 gramos) también era escaso (percentil 5), al estar todo lo demás normal, nos dijo la ginecóloga que no había de qué preocuparse. Cuando todas las medidas son normales, o solo hay un parámetro que se sale de esa normalidad estadística, consideran que son "bebés constitucionalmente pequeños". Así que mi pequeña está sana, pero es pequeñita, todo amor concentrado.

Test O'Sullivan 


Pues lo tengo reciente y fresquito. Esta mañana mismo me lo hicieron, y un familiar que trabaja en el hospital me ha dicho el resultado. No me han llamado aún pero ya sé que me ha dado positivo, así que imagino que me tocará hacer la curva larga, y que se me acabaron lso caprichos dulce en lo que queda de embarazo. La verdad es que no me lo esperaba. Mi glucosa basal es súper estable, siempre me da lo mismo en todos los análisis, nunca tuve problemas con el azúcar, y exceptuando que últimamente tengo muchísima sed (algo que achacaba al caluroso verano que llevamos...), no tenía síntomas. Ya os contaré que me dicen, y como sale la curva larga.

Pasado mañana me toca endocrino, y en los análisis ya me sale un asterisco como la copa de un pino en la TSH (¿o en la T4? No recuerdo bien...) y en muchos de los valores que empiezan a anunciar una anemia propia del embarazo... Así que me temo que me queda un tercer trimestre muy movidito.

En fin, nadie dijo que fuera fácil, aunque la meta supera todas las dificultades del camino.

2 comentarios:

  1. Hola guapi!! he estado desconectada del mundo 2.0. Ya veo que has tenido algún sustillo, pero no te preocupes.
    Aixxx, notar las primeras sensaciones y patadas son lo mejor. Carlota cuando estaba en la barriga era muy puñetera, no dejaba que nadie la notara, solo mami, cuando se movía y le pedía al papi de la peque que pusiera su mano encima para que también notara algo, la pequeñaja se paraba en seco. Me contaron que a algunos bebés, el notar ese calor de la mano no les termina de gustar y por eso se quedan quietos. En fin, que sí se veía como se movía en mi barriga, pero poco más.
    Yo tuve que hacerme la prueba de la curva, la larga, dos veces. Y todo porque mi ginecólogo me veía una barriga enooorme y me decía que la peque era demasiado grande y que eso podría ser por el azúcar. Y aunque no me privé de nada en el embarazo y comí bastantes dulces, tanto la peque como yo estábamos siempre bien y la curva salió perfecta.
    También me tuve que hacer otra prueba para ver los cromosomas, pues la que me hicieron no fue muy alentadora. Pero bueno, con una prueba de sangre vieron que la enana venía perfecta. Pero sinceramente, se pasa tan, tan mal cuando te dicen que no todo va bien.

    En fin... espero que estés fenomenal y tu pequeña también

    MUAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario!!! Si que se pasa mal... al parecer la dilatación renal ya se ha solucionado, aunque el fémur sigue corto, pero bueno, le quitan importancia. Yo me hice la curva larga y como era de esperar... me dio positivo, aunque aun no me han llamado para regularme la glucosa... no sé a qué esperan... La semana que viene ya tengo la eco de la semana 28, y tengo unas ganas de verla!!!!! Cuánto ha crecido, sus riñoncitos, su fémur... Creo que la cosa no va nada mal, porque se mueve mucho y fuerte, y mi tripa está explosionando a una velocidad... en fin, ojalá siga todo bien y este último trimestre pase prontito. Besazoooos!!!

      Eliminar